Connect with us

Opinión

¿Por qué vender lo que no tiene precio?

Por: Doris Paniagua, Periodista

San Juan de la Maguana.- Esta es una pregunta que me hago cada vez que observo como en los últimos tiempos han caído a la justicia personas que aparentemente muestran una moral que no te cabe en la cabeza como son capaces de ensuciar, masacrar y destruir a un punto irrecuperable.

ver que una acción grave, pero considerada como insignificante por quién la comete, es lamentable, destruir a ese punto todo lo que construyes con los años debe dar una lección importante y mucho en que pensar, sin embargo parece ser que no hay forma de rescatar todo lo que estamos perdiendo como sociedad.

Pero… ¿que pasará por la cabeza de aquel que decide vender lo que no tiene precio? esa pregunta tal vez no la pueda responder, lo que si puedo decir, es que pretender tener una vida que no puedes pagar y llenarte los ojos con lo que no es tuyo, es el principal camino al fracaso. Es por eso que se evidencian personas robando y engañando al estado sin control, haciendo tramas de como conseguirán más de lo que les corresponde sin importar las consecuencias.

Para muchos estafar es fácil, más no están listos para soportar la presión cuando son expuestos y llevados a la curul de los acusados, aunque al parecer eso ya no les importa mucho. Y que lástima que sea así, pues, nos quedamos sin opciones, sin esperanza, sin gente capaz de manejar los recursos del país sin que piensen en robar, dejándonos con un futuro incierto, con malas espectativas de como mejorar.

Es díficil entender como una persona que le dan la oportunidad de brillar desempeñando una función pública en la que puede mostrar a la sociedad no solo su preparación académica, también la moral, es capaz de mancharla a tal punto que pierde hasta el nombre que le dieron sus progenitores, si no lo cree vea los casos de corrupción y estafa sometidos a la justicia, hoy no se llaman Pedro, Juan o María, sino, pulpo, coral y hasta bolo 13.

Todos estos sucesos demuestran que lamentablemente en casi todas las instituciones del estado para no generalizar, de alguna manera se manejó o se está manejando fuera de la ley, aunque es un respiro qué se esten poniendo en evidencia y llevados a la justicia.

Esto debería servir de ejemplo y asumir los cargos con la intención de servir y no de robar a, los funcionarios corruptos obvian que hurtan dinero que se puede recuperar, sin embargo se autoroban su dignidad, su imágen social, preparación académica, la confianza, vergüenza y eso no hay cárcel que lo haga pagar ni dinero que lo limpie.

Así que reflexionando, hay que recordar que tomar lo que no es tuyo puede hacerte perder aquello que no le puede poner un precio.