Connect with us

Nacionales

Presidente Abinader y Ministro de Defensa eliminan reinado de generales políticos del PLD en las FF.AA

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader y el ministro de defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, rompieron con la injerencia que anteriores directores del cuerpo especializado de seguridad presidencial (CUSEP) ejercían en las instituciones de las Fuerzas Armadas, en su provecho.

Con el nombramiento del general Celin Rubio Terrero en el CUSEP, anteriormente llamado Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia de la República, el Ministerio de Defensa y sus instituciones se liberaron de las imposiciones que ejercían los directores de esa entidad, sobre las decisiones que tomaban los mandos militares.

Abinader dejó sin efecto todos los decretos que nombraron a oficiales en las entidades militares, como los cuerpos especializados, en la administración anterior, y devuelve al Ministerio de Defensa la facultad de designar en esas posiciones a quienes considere capaces y convenientes.

Los pasados directores vulneraron el mandato de la Ley (139-13) Orgánica de las Fuerzas Armadas que refiere el Artículo 35 que el ministro de defensa es la más alta autoridad del sistema de defensa designado por el Presidente de la República para administración de los cuerpos armados.

Añade el artículo que, para el cumplimiento de sus funciones y atribuciones, se auxiliará del Estado Mayor General, y, además, de las direcciones y dependencias necesarias para el buen funcionamiento del Ministerio.

En los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo Medina, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), los nombramientos de oficiales en puestos medios de las Fuerzas Armadas se hacían mediante decretos presidenciales sin consultar al ministro de turno. Esta práctica estaba dirigida por los directores del CUSEP para controlar posiciones.