Connect with us

Opinión

San Juan No Está en la Carpeta del Presidente

Artículo de Opinión

Por: Francisco Isaías Ogando

A seis (6) meses y catorce (14) días de presidencia del gobierno del Presidente Luís Abinader, este, no ha visitado de forma oficial a la Provincia San Juan, ni a su Municipio cabecera San Juan de la Maguana, habiendo ya visitado la gran parte de las Pprovincias del país y alguna de ellas hasta haber repetido visitas.

Muchas conjeturas se desatan de las causas por las cuales el presidente rehúye venir a San Juan; desde el disgusto que tiene el presidente Abinader con la dirigencia de su partido el PRM en San Juan, la pérdida significativa de las elecciones, la presiones por posiciones merecidas o inmerecidas de sus representantes políticos en las Instituciones del gobierno, hasta el enfrentamiento grupal interno del referido partido al estilo del otrora padre PRD del cual se desprendió el PRM arrastrando consigo sus virtudes y sus defectos, ya que la dirigencia perremeísta continúa siendo la misma que se desprendió desligó del antiguo Partido Revolucionario Dominicano, fruto de las luchas internas encarnizadas y protagonizadas entre el expresidente Hipólito Mejía y el Ing. Miguel Vargas Maldonado por el control de la Institución política  más antigua de la nación, primero de Juan Bosch y luego de José Francisco Peña Gómez, el partido del jacho prendio, el partido del pueblo; lucha que luego se definió con un épico enfrentamiento a tiros y sillazos por el control del Local de la Casa Nacional de ese partido, lo que constituyó una estampa de vergüenzas en la historia política nacional y en la de ambas agrupaciones políticas conjuntamente con sus dirigencias.

A dos días del Discurso del Honorable Presidente Sr. Luís Abinader no se dice nada, pero peor más aún, la Provincia de San Juan no cuenta para el presidente Abinader, ni siquiera fue mencionada para desarrollar ningún proyecto de inversión en el mencionado Discurso en la parte de proyectos a ejecutar de forma inmediata en lo que resta del recién iniciado año; cuando San Juan y la Región suroestana necesitan urgentemente de inversiones desde el gobierno central para incrementar y fortalecer la producción agrícola, llevar el agua a miles de hectáreas de tierras allá donde no llegas el vital líquido; un programa de inversión agroindustrial que les permita procesar las materias primas que se producen en todo el Valle, crear una Zona Franca que le posibilite generar manos de obra fijas para frenar la emigración de toda la Región para así poder acceder al mercado nacional e internacional desde el poco usado puerto de Barahona y para lo que se construyó la carretera que enlaza a San Juan con Barahona para esos fines principalmente.

Pero, San Juan también necesita de un aeropuerto, conjuntamente con helipuerto que nos permita comunicación con el resto del país con vuelos comerciales nacionales, estratégicos y de emergencias como en los años 70s., 80s. y 90s. que nos permita desarrollar el transporte de pasajeros, impulsar el ecoturismo, entre otros usos, como son las de emergencias médicos y demás usos aéreos..

Lo cierto es que San Juan no tiene suerte, ni dolientes, los pasados gobiernos del PLD tanto de Leonel Fernández, como el de un sanjuanero Danilo Medina se olvidaron de esas inversiones prioritarias y coyunturales para el desarrollo, no solo de San Juan, sino, para la Región. Hemos tenido una dirigencia política en la trilogía de partidos PLD, PRD y PRM, solo preocupados en sus progresos y porvenir personales, sin proyecto de desarrollo para San Juan, preocupados en buscar empleos y bienestar para sí mismos, mientras San Juan languidece, envejece y hasta pierde las esperanzas en sus propias gentes sin ser capaces de exigirles y presentarles proyectos a los gobernantes.

El Presidente Luís Abinader hoy no nos tiene en carpeta para las inversiones que necesitan nuestras gentes en todo el valle, pero, la responsabilidad tanto de los pasados gobiernos así como del presente, no son de los primeros mandatarios, el problemas o mejor dicho los problemas, esas problemáticas, tenemos que buscarlas entre nosotros mismos y los esperpentos líderes que hemos elegidos en los últimos treinta para que nos representen a nivel local y a nivel nacional, amén de sus excepciones; somos nosotros los culpables, los únicos responsables de nuestros males y de nuestra suelte, revisémonos, y preguntémonos que podemos hacer para invertir esta situación ante el gobierno central y si quienes nos representan merecen realmente representarnos como pueblo. Hoy, los sanjuaneros no constamos en la carpeta del Presidente de la República Luís Abinader.

El autor es Abogado y Analista Socio-Político.